Tel. 52 (81) 1958 6000

Add new comment

10 errores principales al ejecutar una operación de soldadura ... y formas sencillas de resolverlos

Con tantos factores a monitorear (equipos, procedimientos de soldadura, soldadura a usar y consumibles) es inevitable que se produzcan errores en la mayoría de las operaciones de soldadura en un día determinado. El error humano dicta que un operador de soldadura puede ajustar fácilmente una fuente de alimentación y un alimentador de alambre con parámetros incorrectos o recortar e instalar una guía de pistola MIG incorrectamente. Pero hay otros errores que pueden ocurrir en las operaciones de soldadura de forma regular, que muchas empresas ni siquiera se dan cuenta que están haciendo.

Sin embargo, la realidad es que estos errores pueden tener un impacto significativo en la calidad, la productividad y los resultados de una empresa. Afortunadamente, no tienen que suceder. Tenga en cuenta estos 10 errores principales implicados en la ejecución de una operación de soldadura, junto con algunas recomendaciones para resolverlos.

Error No°1: almacenamiento y manejo incorrectos de la soldadura

Almacenar soldadura en un área donde son propensos a acumular humedad o estar expuestos a otros contaminantes (por ejemplo, suciedad, aceite o grasa) puede tener un efecto adverso en su rendimiento de soldadura. Para evitar daños, las empresas deben almacenar la soldadura en un área seca y limpia con una temperatura relativamente constante hasta que estén listos para su uso. Los carretes y bobinas de alambre que se mantienen en el alimentador de alambre durante un período prolongado deben cubrirse de manera segura con una bolsa de plástico o quitarse del alimentador de alambre y almacenarse en el embalaje original. Un alimentador de alambre cerrado con cubierta para alambre también puede proteger contra contaminantes. Dichas precauciones previenen daños que pueden conducir a una calidad de soldadura deficiente y, en última instancia, a un retrabajo.

 

Error No° 2: Reutilización de equipos viejos
Es importante que las empresas usen los mejores equipos para el trabajo. La reutilización de fuentes de energía antiguas o ruinosas, moto soldadoras o alimentadores de alambre puede causar problemas de calidad, sin mencionar el tiempo de inactividad y los costos adicionales para solucionar problemas que inevitablemente surgen del uso de equipos y tecnología obsoletos. En su lugar, las empresas deben considerar las tecnologías más nuevas disponibles en el mercado, reconociendo las ventajas que pueden ofrecer en términos de mejorar la calidad y la productividad de la soldadura. En la mayoría de los casos, los equipos más nuevos pueden proporcionar a las empresas un rápido retorno de la inversión y mayores ahorros a largo plazo, en un período de recuperación relativamente corto. Las tecnologías más nuevas a menudo ofrecen beneficios como una mayor eficiencia energética, mejores tasas de deposición, menor tiempo de preparación de la soldadura y una capacitación más rápida, todo lo cual, en última instancia, se suma a un mayor tiempo de arco y productividad. Realizar un análisis completo de ahorro de costos antes de comprar nuevos equipos puede ayudar a las empresas a evaluar su posible retorno de la inversión, así como a justificar el gasto de capital.

Error No° 3:  Uso de la pistola MIG de capacidad incorrecta
Usar una pistola MIG de amperaje demasiado baja o demasiado alta puede ocasionar costos innecesarios para comprar y reemplazar este equipo. Los operadores de soldadura rara vez pasan todo el día soldando o soldando continuamente, ya que hay tiempo de inactividad para la preparación de la pieza, el movimiento y / o la fijación. Por esa razón, es posible utilizar una pistola MIG de menor amperaje o una con un ciclo de trabajo menor en algunas aplicaciones. Por ejemplo, el uso de una pistola MIG más ligera y más pequeña de 300 A en lugar de un modelo de 400 A puede proporcionar a los operadores de soldadura una mayor maniobrabilidad y reducir el tiempo de inactividad por fatiga. Las pistolas MIG de amperaje más bajo tienden a costar menos, también. Por el contrario, en aplicaciones de mayor amperaje y / o aquellas que requieren períodos de soldadura más largos, es importante utilizar una pistola de amperaje más alta. Escatimando la compra de una antorcha MIG de menor amperaje en esta situación pueden provocar sobrecalentamiento, fallas prematuras y mayores costos a largo plazo. Las empresas deben consultar con un distribuidor de soldadura de confianza para conocer las recomendaciones de las pistolas MIG para su aplicación.

Error No° 4: Precalentamiento incorrecto o control de temperatura de Interpaso
No es raro que las compañías precalienten muy poco u omitan esta porción del

procedimiento de soldadura por completo. Sin embargo, el precalentamiento es uno de los mayores impedimentos contra el agrietamiento, ya que ralentiza la velocidad de enfriamiento después de la soldadura. El tipo y el grosor del material que se está soldando determinarán la temperatura de precalentamiento y de interpaso. Estos requisitos se pueden encontrar en el procedimiento de soldadura de la aplicación, códigos de soldadura u otros documentos de fabricación. Para obtener los mejores resultados, los operadores de soldadura deben precalentar el material completamente y extender el área calentada a aproximadamente tres pulgadas a cada lado de la junta de soldadura. La soldadura debe comenzar mientras el material está a la temperatura de precalentamiento o por encima de ella. Permitir que la soldadura se enfríe por debajo de la temperatura de paso intermedio requerida también puede provocar agrietamiento.

Error No° 5:  Ignorar el mantenimiento preventivo
El mantenimiento preventivo (PM) es una parte que a menudo se pasa por alto en la operación de soldadura, pero es fundamental para evitar el tiempo de inactividad no programado y mantener bajos los costos de reparación. Un programa de mantenimiento preventivo (PM) bien realizado también puede ayudar a aumentar la productividad, extender la vida útil del equipo y crear una filosofía de trabajo que aliente la responsabilidad compartida y el interés en preservar la integridad del equipo de soldadura. Las empresas deben desarrollar un cronograma regular para inspeccionar sus fuentes de alimentación, alimentadores de alambre y pistola MIG o antorchas TIG durante el tiempo de inactividad programado en la producción. Entre los turnos de soldadura a menudo es suficiente tiempo para realizar inspecciones de rutina. Controlar los consumibles regularmente para detectar salpicaduras y reemplazar estos componentes según sea necesario también es una parte importante de un programa de PM viable.

Error no° 6:  Inconsistencias del gas protector
Usar el tipo correcto y / o mezcla de gas de protección puede ayudar a las empresas a prevenir defectos de soldadura, minimizar las salpicaduras excesivas y reducir los costos de retrabajo o limpieza posterior a la soldadura. Los gases protectores también determinan las características del arco y la penetración de la soldadura en una aplicación determinada. El CO2 directo proporciona una buena penetración de soldadura, pero es propenso a las salpicaduras y tiene un arco menos estable que las mezclas que incluyen argón.

Las mezclas de argón alto (un mínimo de 85 por ciento de argón para alambre sólido o tan bajo como 75 por ciento para alambres con núcleo de metal) son la mejor opción. Estas mezclas se pueden usar en el proceso de transferencia spray para promover mayores tasas de deposición y generar menos salpicaduras. Para la soldadura TIG, la mezcla apropiada de argón / helio puede mejorar la velocidad, la calidad y las características del arco. Para las operaciones de soldadura MIG y TIG, las empresas deben comprar su gas de protección de un distribuidor de soldadura acreditado y asegurarse de que cumpla con los requisitos de pureza para su aplicación. Todos los sistemas de suministro de gas deben estar libres de contaminantes que puedan entrar en el charco de soldadura y los operadores de soldadura deben usar la tasa de flujo de gas de protección correcta. Muy poco flujo de gas no protegerá adecuadamente el baño de soldadura fundida, mientras que un exceso de flujo puede causar turbulencia y aspirar aire al charco de soldadura. Proteger el charco de soldadura de corrientes de aire es también crítico.

Error No° 7:  Comprar soldaduras basadas solo en el costo
Debido al ahorro de costos inicial, la tentación puede ser excelente para que las empresas compren soldaduras menos costosas. Sin embargo, hacerlo a menudo puede generar mayores costos a largo plazo y menores niveles de productividad. No es raro, por ejemplo, experimentar un tiempo de inactividad asociado con una mala alimentación de alambre, salpicaduras excesivas o, potencialmente, defectos de soldadura cuando se utilizan soldaduras de menor calidad. Las empresas también pueden experimentar una cantidad excesiva de tiempo para actividades sin valor agregado (aquellas que no contribuyen directamente a su rendimiento), como la aplicación de productos anti salpicaduras y retrabajo de pulido post-soldadura. Por esa razón, es importante tener en cuenta el costo total del uso de soldaduras en particular, en comparación con el costo por unidad. Si los metales de aportación más caros y de mayor calidad pueden minimizar los costos de mano de obra para actividades sin valor agregado y proporcionar una mejor calidad de soldadura y / o una mayor productividad, entonces el costo inicial más alto tiene sentido a largo plazo.

Error No° 8:  Preparación incorrecta de la soldadura
Saltarse pasos en la preparación de la soldadura puede conducir a defectos de soldadura, retrabajo o piezas desechadas. Los operadores de soldadura siempre deben tener cuidado de limpiar el material base antes de soldar para evitar que contaminantes como suciedad, aceite o grasa entren al charco de soldadura. De manera similar, monitorear el ajuste de piezas es una parte crítica del proceso previo a la soldadura. Los operadores de soldadura deben evaluar cuidadosamente las uniones soldadas para garantizar que no existan espacios excesivos, ya que un montaje deficiente de la pieza puede provocar problemas como quemaduras o distorsión en todos los materiales, pero especialmente al soldar materiales como el aluminio o el acero inoxidable. También es una buena práctica sujetar o fijar una pieza en la posición correcta para proteger materiales como el acero inoxidable contra la deformación o el pandeo.

Error No ° 9:  No tener en cuenta los consumibles de la pistola MIG
No es raro que las empresas pasen por alto la importancia de sus consumibles de pistolas MIG. Lamentablemente, esa supervisión puede provocar una serie de problemas, incluido el tiempo de inactividad no programado para el cambio y / o el reprocesamiento de los defectos de soldadura causados por una punta de contacto, boquilla o guía de bajo rendimiento. Los operadores de soldadura siempre deben seleccionar el estilo de boquilla adecuado para su aplicación para asegurar una buena cobertura del gas de protección, recortar e instalar adecuadamente sus guías de alambre de acuerdo con las recomendaciones del fabricante y seleccionar una punta de contacto que corresponda con su diámetro de alambre de soldadura. Al igual que con las soldaduras, las empresas también deben evitar la tentación de comprar productos de menor calidad y menos costosos. Estos generalmente no duran tanto ni funcionan tan bien como los productos originales, lo que genera más tiempo de inactividad y mayores costos para comprar reemplazos y cambiar los consumibles.

Error No ° 10:  Pasar por alto las oportunidades de capacitación
Al igual que con otras partes de la operación de soldadura, invertir tiempo y dinero en capacitación puede generar importantes beneficios a largo plazo para las empresas. Los operadores de soldadura no solo se benefician individualmente de la capacitación en procesos y equipos, sino que en muchos casos también puede ayudarlos a optimizar la operación de soldadura para una mayor eficiencia. Además, la capacitación adecuada puede brindar a las empresas una ventaja competitiva sobre quienes tienen mano de obra menos calificada y promueve un mayor trabajo en equipo entre los empleados. Por lo general, las oportunidades de capacitación están disponibles a través de fabricantes de equipos y de soldadura o a través de distribuidores de soldadura. En algunos casos, trabajar con una universidad técnica local puede conducir a la capacitación para aplicaciones y mercados específicos, lo que permite a las empresas contratar operadores de soldadura que ya están capacitados para una aplicación determinada y promover mejor su posición en una industria determinada.

Cometer errores es la naturaleza humana, pero con una consideración cuidadosa, es fácil evitar algunos de los más comunes asociados con ejecutar una operación de soldadura. Medir los ahorros a largo plazo, versus reducir los costos por adelantado, es una manera particularmente buena de evitar riesgos que podrían llevar a un tiempo de inactividad excesivo, problemas de calidad o pérdida de productividad. Y puede tener un excelente impacto en los resultados de una empresa.

soldadoras miller        

Ya sea que las empresas tengan procesos MIG o TIG en sus operaciones de soldadura, la selección cuidadosa de equipos, pistolas, antorchas y soldaduras puede generar ahorros significativos y una mejor productividad.

 

Spanish